volver


Halloween
El festejo de Halloween, comenzó hace más de 3.000 años, en lo que hoy conocemos como en Irlanda, como una ceremonia de cosecha de los celtas. Para ellos, el cambio de estaciones adquiría una importancia mágica. A finales de octubre y a principios de noviembre celebraban un festival llamado Samhain. Para ellos, esta era la noche más importante de oración, ya que era el último día de la cosecha y el comienzo del invierno lo que marcaba el nuevo año. Los celtas creían que en esa noche la ventana que separaba el mundo de los vivos y el de los muertos desaparecía. En la noche del 31 de octubre las almas de los muertos regresaban a visitar hogares terrenales. Para mantener a estos espíritus contentos y alejar los malos espíritus de sus hogares los celtas dejaban comida o dulces fuera de sus casas, una tradición que con el correr del tiempo se convirtió en lo que hoy se conoce como “trick or treta”(truco o trato), donde los niños van de casa en casa pidiendo dulces el 31 de Octubre. 

El miedo y el terror a la noche de Halloween viene de esta creencia de que los muertos regresan en esta noche a visitarnos y de allí la costumbre, en algunos países de disfrazarse para mezclarse entre los muertos. 

Con la llegada del Cristianismo se pensó que la manera de convertir a los celtas era adoptando su festival y convertirlo en uno religioso. Así el 1ero de noviembre se convirtió en el día de Todos los Santos, un día de rezo para honrar a los santos. El 31 de octubre se convirtió en la víspera del día de Todos los Santos (all hallow's eve) y de aquí el nombre de Halloween. 

Las tradiciones de los celtas se mantuvieron en el tiempo y por eso todavía están con nosotros la noche de magia, brujas y fantasmas. Hoy en día en el mes de octubre en algunos países europeos se sigue adornando los hogares con calabazas, brujas, fantasmas, esqueletos y gatos negros. 

Halloween es una noche de fantasía y misterio.


ORIGEN RELIGIOSO 

Hace unos 1.400 años, el Papa Bonifacio IV (+615) dedicó un templo cristiano en honor a "Todos los Santos". Aunque en un principio esa festividad se celebraba en mayo, el Papa Gregorio III (+741) cambió la fecha al 1 de noviembre. 

Cuando en el año 840 el Papa Gregorio IV estableció que la fiesta se celebrara universalmente, tan importante como ella fueron los preparativos organizados durante la víspera (31 de octubre). "All Hallow´s Eve" fue el término adoptado por la cultura anglosajona para llamar a estos festejos, ya que traducido al castellano significa "víspera santa". Con el paso del tiempo la pronunciación se fue deformando: de "All Hallowed Eve" pasó a "All Hallowed Even" y, finalmente, a "Halloween". 


Gracias a la productora de Festivales CP Asociados por esta nota.

La Taberna Celta
www.taberna.com.ar